INTERCAMBIO A FRANCIA

,
INTERCAMBIO A FRANCIA

¡BON VOYAGE! INTERCAMBIO A FRANCIA

Saint Gaudens et l´École du Pilat
Martes, 15 de octubre, llegada y elección del correspondant.
Salimos a las nueve de la mañana del cole y los nervios se notan en el ambiente. Despedida de las familias y muchas caras de felicidad. Aunque hay algunos mareos en el autobús hacemos buen viaje hasta Vielha pasando por el pantano de Escales. Parada, almuerzo y continuamos la ruta sin contratiempos, gracias a nuestro chófer David, hasta el parque de Demi Lune (Lannemezan), un parque ambientado en algunos cuentos como Cenicienta o Alicia en el país de las maravillas. Precioso. Allí comemos y acudimos a nuestra cita en l´ École du Pilat.
Un recibimiento espectacular de nuestros homólogos franceses anticipa lo que será una semana fabulosa. Después de descansar, toca buscar a un correspondant y es bonito ver como se superan las vergüenzas, se practica el francés y se buscan estrategias de comunicación que permiten unir a las personas.
Cuando todos los chicos y chicas están emparejados, ponemos rumbo a nuestra residencia. El día ha sido largo y toca instalarse y conocer la que será nuestra casa durante cuatro días. Cenamos en horario francés y después del alboroto normal del primer día todos caemos en un sueño regenerador.
Miércoles, 16 de octubre, Saint Gaudens y tirolinas en Pyrénées Hô.
Nos levantamos del letargo con una dulce melodía que Pili nos regala con su guitarra. Después de hacer las camas y ordenar las habitaciones bajamos a desayunar y marchamos a Saint Gaudens.
Junto a nuestros correspondants visitamos la localidad. Hacemos grupos y con diferentes guías franceses visitamos el museo ambientado en la Revolución Francesa y en la cerámica Bleu de Victoria, hacemos un pequeño juego de búsqueda sobre un retablo y visitamos también la colegiata de Saint Gaudens. El francés para nuestros alumnos no es un problema.
Acudimos a comer al parque de Pyrénées Hô y allí disfrutaremos de lo lindo jugando entre tirolinas, túneles, puentes colgantes y diferentes circuitos arbóreos en altura con total seguridad. Sin duda una de las actividades estrella del viaje y una quema importante de calorías que adelantan una noche tranquila por el cansancio que se empieza a acumular.
Antes de ir a cenar en horario francés, a las 19:30h, visitamos la iglesia gótica de San Bertrand de Comminges desde la que se ve nuestra residencia ubicada en mitad de un frondoso bosque.
Cena, escribir el diario, duchas e higiene, besito de buenas noches de los maestros a todas y cada una de las habitaciones y caída en sueño profundo.
Jueves, 17 de octubre, clases en el cole y grottes de Gargas.
Nuestra rutina se repite y tras levantarnos, hacer habitaciones y desayunar acudimos a l´École du Pilat donde nos juntamos con nuestros correspondants y participamos en varios talleres de dibujo, arte y educación física siempre acompañados y emparejados por nuestro correspondant. Buenas relaciones entre todos y buena comunicación.
Al acabar los dos talleres correspondientes nos dirigimos a las inmediaciones de las Grottes de Gargas donde comemos y hacemos un poco de arte natural, diferentes creaciones con elementos caídos en la naturaleza. Visitamos el centro de interpretación ambientado en la paleontología y también las espectaculares Grottes de Gargas de incalculable valor natural con cavidades, estalactitas, estalagmitas, columnas; pero también de incalculable valor antropológico gracias a las características pinturas rupestres de unas doscientas manos. Algo realmente sobrecogedor.
El día no acaba aquí y después acudimos a un centro comercial para practicar no solo el francés sino también el manejo del dinero, ahora, con el euro, más fácil que cuando se inició este intercambio y había que buscar equivalencias entre las pesetas y los francos franceses. Este era un momento esperado por todos y a pesar de las recomendaciones de autocontrol, los nervios del consumo se notan. Todo va de maravilla y cada uno adquiere lo que quiere, si bien es cierto que es algo generalizado el acordarse en los detalles de madres, padres, hermanos, primos y diversos familiares dejando patente el amor hacia ellos y lo bonito de regalar algo a las personas que se quiere.
Agotados cenamos, nos duchamos y antes de acabar la ronda de las buenas noches algunas habitaciones ya están totalmente a oscuras y con el único sonido de unos suspiros inconscientes que dejan ver lo intenso y provechoso de estos días.
Viernes, 18 de octubre, despedida y viaje de vuelta.
De nuevo al son de la guitarrica abrimos los ojos y toca recoger la habitación pero esta vez para no volver. Sensaciones encontradas. Sabemos que no volveremos a lo que ha sido nuestra casa durante cuatro días y da pena, pero por otro lado empieza a haber ganas de ver a las familias. De eso se trata, de descubrir mundo y reencontrarse con el apego familiar y la morriña.
Después del desayuno toca ir a la escuela y con los correspondants participamos en los dos talleres que nos faltaban de arte, dibujo y deporte. Fotocall con les correspondants y a comer con ellos a la cantine. Todo fluye hasta el momento de despedirse en el que antes de montar en el autobús nos hacen el túnel de l´amitié et la fraternité a modo de despedida. ¡Todo un honor!
Así emprendemos el viaje de vuelta que realizamos por Bielsa con una parada en Aínsa. Al cabo del rato llegamos a casa al cántico de Barbastro oé, Barbastro oé, Barbastro oé, oé… y todo es fundirse en besos y abrazos con las familias que esperaban ansiosas para que les contaran en primera persona todas y cada una de las anécdotas del viaje.

Habilidades

Publicado el

14 noviembre, 2019

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *